VII CxM SIERRA BLANCA

Bueno, por fin llegó el día. Después de unas semanas escuchando, cada vez que hablaba con alguien, que la carrera de Sierra Blanca era muy dura yo le decía: “No, tranquilo, si hago la de 30 km” y ellos me decían: “Da igual, jajajaja”.

Llega la hora de la salida; 9:00 de la mañana, una temperatura perfecta de 12 grados y mi coche aparcado cerca de la meta -la salida y el lugar para recoger el dorsal estaban cerca, no tuve problema para dejar el coche-. Después de un minuto de silencio dan la salida e inicio ésta con Alejandra y Ángela; primer error que cometo: no salir rápido y encontrarnos con un tapón muy fuerte en 3 tramos de los primeros 3 km. En torno a 20 minutos que se pierden (recomendable ponerse delante y aligerar en la salida, primer tapón en menos de 1 km). Luego, ya la carrera discurre de una manera genial, con tramos complicados de adelantar, pero sin ningún otro contratiempo.

La organización de la carrera, fenomenal, todo muy bien balizado y los voluntarios en los avituallamientos, muy dispuestos. Le pondría la pega de que esperaba mucho más de la entrega de dorsales y del momento de la charla técnica (no tenían megafonía, por ejemplo). Creo que fue algo mejorable.

En el inicio de carrera se pasa de unos kilómetros de asfalto a comenzar el monte y el eslalon de esquivar todo tipo de piedras y raíces, todo esto subiendo. Una vez que pasas el avituallamiento del km 6,8, se puede ya estirar un poco la zancada y ganar algo de posiciones; después, vuelven pequeñas subidas asequibles si vas bien de piernas. Antes de llegar al siguiente avituallamiento -que lo tenemos en Ojén (13 km)- tenemos una bajada importante para volver a ganar posiciones y soltar piernas. Sobre el km 11 se ve el pueblo y puede uno creerse que ya está en él y frustrarse al ver que aún te quedan varios km de “sube y baja” antes de llegar.  Al salir de Ojén, nos encontramos con 1 km llano por encima de un pequeño canal muy estrecho de unos 40 cm y después comienza la subida de nuevo, no muy pronunciada pero sí constante, unos 6-7 km; más adelante. nos encontramos con un falso llano y el arreón final hasta la subida a la Cruz del Juanar. Poca distancia pero muy intensa y dura, mínimo 35-40 minutos de subida para los mortales y muy dura por su pendiente. Toda esta subida se lleva mejor por los gritos de ánimo de voluntarios y gente que estaba arriba jaleándonos.

Nada más coronar y recargar pilas en el avituallamiento (también foto de rigor y de recuerdo junto a la cruz) comienzan los 10 km de bajada,  ¡¡¡¡ojo!!! Nada más empezar, los primeros 20 metros son de tener mucho cuidado, el resto del camino es descenso de piedras con pequeños escalones cada cierta distancia. Entre medias, nos espera una última subida para completar los 200 metros de desnivel que aún nos faltan y, después, ya si uno tiene piernas, el camino que nos espera de vuelta (saltando en varias ocasiones el río) es muy “corrible”, para algunos más que otros… jejeje. Me pasó el tren de las 13:00 (J. Grúa) a toda velocidad al grito de “Ese Pulso” y me dio un subidón que casi me caigo al intentar seguirlo.

La llegada a meta, espectacular por la gente y por la organización.

Como dice el disco del grupo Allende, “Lo importante es el Viaje”; lo importante es disfrutar de la carrera, de la cena con tus compañeros de club el día de antes, de los nervios en la salida, de conocer a gente agradable durante la carrera y poder disfrutar este viaje de Trail con tus compañeros de TRAIL PULSO.  Gracias a todos por hacerlo posible.

Datos Técnicos

Carrera que se desarrolla en Marbella, Málaga

Distancia total: 30 km (también 43 km)

Desnivel positivo: 1910 m (2940m la de 43k)

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.